Vida (2)

Foto-2992
Llueve a cántaros, la Santa está más Clara y el río Bélico con su turbiedad de otoño y aguas revueltas. Es martes, la tarde promete ropa más que mojada, mis sandalias hurgan traviesas en los charcos y hasta la sombrilla azul con color a vieja, desencuentra donde refugiarse entre tantos umbrales del Parque Vidal.

Aroma a la K

Foto-3000
Hoy conocí la mejor cafetería por cuenta propia de Cuba, justo al lado de Vanguardia. (Porque la mejor cafetería estatal es el Café Express de Fomento). De la que hablo tiene una pared de graffitis, la otra de mensajes subliminales y lenguaje de celular da las novísimas ofertas. No falta el + Kfé, mokaccino y la nuez moskada, todo un exotismo de ciudad. Ya no asombra la K que no se zafa del español, hasta parece kasi artista. ¿K kiris k le haga?, diría el amigo Lucho en el año 90. Estábamos en la era antes del móvilmundi del que siempre me quiero bajar.

CUC sin aroma

Mi familia quiso compartir fuera de casa, claro, bajo la lluvia. Que si eran tantos meses sin vernos y sin charlar sobre este problema, aquella solución. Que la vida sin luchas no es vida y no tiene sazón ni a pastillita de pollo con tomate. Todo parecía de maravillas, más lluvias, el Sandino esperaba por el juego del desempate entre Cocodrilos y los Leopardos Naranja. Tan cerca de casa, mas la prima dijo, hoy te montarás en el avión sin necesidad de trámites para viajar. Es tu viaje preferido, conocer primero a Cuba y al mundo al revés después.

¡Qué CUC para dar dolores de cabeza! Primero, los cinco chavitos, caminamos la Plaza del Sandino sin poder cambiar el billete para el pago de la cena prometida en CUP. Allí solo hallamos la Casa de Cambio cerrada a las tres de la tarde, los merolicos idos por la batalla sin tregua y no contra el Aedes, varios trabajadores de la TRD sin sonrisa de propinas y unos obreros que nos querían timar con el cambio de 20 por uno.

Como el cubano no se destiñe, ni con vaguadas anunciadas por Rubiera, ni la cara lobezna de Víctor Mesa, arrepentío de ser de Las Villas, apareció un amable vendedor del agro y nos sacó el apuro con el canje de los 5 CUC por 120 pesos.

Rumbo al avión

Foto-2998

¡Al Ranchón El Güije!, dijo entonces mi prima. “Vamos a celebrar con cerveza antes de subir a la Terminal Aérea del Sandino”. Y ahí hizo su aparición el otro CUC (¿Cambiamos un Cuadre?). Una sonrisa, el no y la frase “estamos cuadrando” nos causó out en primera, antes de llegar felices a la base.

(El profesor Gonzalo de la Vocacional en los tempranos 80 nunca erró en las clases de Matemática sobre el efecto cuadrado perfecto. “Cuando alguien se te cuadre o diga que está en cuadre, invoquen a mil conjuros y nunca serán suficientes”. Al cuadrado perfecto hay que volarlo en pedazos, de lo contrario, los cambios nunca serán efectivos, aun quiten la doble moneda y el PIB crezca más.)

Como hijas de Fomento, al fin, y acompañadas de las sombrillas ARTEXianas, las tres María fuimos a probar el robo de segunda y tercera bases para tratar de llegar al home de la Terminal Aérea y contar nuestra primera anotada.

Foto-2996
Era más intensa la lluvia, cuatro de la tarde, el Sandino y las esquinas calientes esperando por el desempate. La gente, sin reparar en el nuevo horario y los milímetros de lluvias daban sus estimados del juego. Hay bonches anunciados para novatos y aun así no dejan de sorprender. Así fue nuestro arribo a la famosa Terminal Aérea. Ya me veía subiendo la escalerilla, cuando mi guía me dijo: nena, no es por ahí. Las camareras del Restaurante conocido por El avión ya estaban por cantarnos doble play en plena curva. “Estamos cerrados porque está lloviendo. Mire el agua en el piso.” El chisme entre ellas parecía un amago del catcher. La economía, ¿no sabrán ellas?, funciona en todo tiempo. Cuando insistente pregunto: ¿Y la cafetería no está abierta? Ellas, bien jóvenes para estar sentadas, viraron rápido el guante y lanzaron su mejor strike: “No lo ves, a esta hora la cafetería está cuadrando”.

Cambio C por K

Foto-2999
Justo antes de iniciar el primer inning, el partido en el Sandino estaba suspendido, no jits, no carreras, nadie quedó en circulación. Las primas y yo fuimos a cenar un apetitoso arroz amarillo con cuadritos de gallinita y cuartos de pollo en casa.

Atrás dejé el Estadio más querido del centro de Cuba, los rostros mojados de los campeones Naranja, las esquinas calientes y esa frialdad que deja el enCuadre o juego perfecto.

Amigos, era el sino de un juego bajo la lluvia. Pese a todos los contratiempos y las miradas incrédulas dentro y fuera , enhorabuena los cambios  en la isla. Ansío vivir sin CUC. (¿Cambio Una C por la K, será la de Kooperativas?)

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: