Cactus

cactusHas visto alguna vez cómo sobreviven los cactus en el desierto, fuera de las miradas encontradas de los hombres?
Por varias razones a los cactus le nacen sus espinas, por eso desde niña amo el cultivo de los más diversos tipos de cactus. Incluso ansío tener un melo guittarti de los que rodea a la Piedra Gorda de Fomento.

Y una de las virtudes de estas plantas reside en su solvencia ante las adversidades. La amiga Dana comparte con sus seguidores un comentario reciente sobre el amor, los cactus y a ella dedico este post.  Y es que en los tiempos difíciles, los amores como los cactus florecen y dan frutos. Son sus derechos a realizarse.
Desde que aprendí que escuchar comunica más que hablar llegaron a mis oídos toda una torrente de amores difíciles, muchos inverosímiles pero ciertos. Primero pensé en el realismo mágico de aquellos filmes y  cuentos del Gabo García Márquez, con que iniciaron mis años de Festival de Cine Latinoamericano en La Habana. Después creí ciertamente la verdad sobre la polémica.

No existen amores imposibles, aun cuando el tiempo y la vorágine de la vida y los vientos compliquen su vitalidad. Cuando un amor deja de existir, siempre serán otras causas de su final azaroso.

Los cactus curvan sus espinas en los momentos más difíciles, exprimen el jugo de sus hojas hasta el hastío, pero no desmayan sino con el cierre de su ciclo de vida, tras dar flores y frutos para continuar en otro ejemplar.

Igual ocurre con los amantes, quienes aprenden a inventar mundos extraños y fortuitos, lenguajes y otros signos que solo ellos entienden hasta en las situaciones más controvertidas. Y los amantes se salvan, flotan en una burbuja ante las miradas intrusas,  se acarician entre toda una multitud de gente, una reunión, una boda ajena, una llamada telefónica… Se borra el mundo exterior y solo existe el otro, sus necesidades de alimentos y agua, y como a los cactus, el suelo fértil les aviva y el más insípido les arruga la risa.

Cuando la vida le envía avisos a los amantes, no importan los códigos, solo  que exista ese alguien para descifrarlos y cerrar la línea. Quienes se interponga en su conexión, les envío todo tipo amuleto de suerte, pero difícilmente podrán tener algún éxito.

A ellos les da lo mismo una ventisca de cambios, la ciudadanía, candados electrónicos y nubes grises, una permuta o la visa. Incluso la reunificación hasta monetaria les viene bien, su inventario es único, no deprecia y se torna oneroso, cuando solo admite como tipo de canje, besos y ayudas.

Los cactus sobreviven en el desierto, en el aire, en un jardín sin edén. A su tronco pueden injertarse nuevas especies y otras son sus espinas. Los amores difíciles igual vibran al goce de una cita a solas, pero ante las olas, un dique roto, crecidas del Agabama y Fomento ensombrecido más desde arriba, otras son sus alas y así, salvan su historia en esta, u otra vida.

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: