En tiempos de sed

Foto-3474Hurgo en mis piedras rotas. El pozo viejo de casa ruge. Es la sobrevida. Te pienso a toda hora. No entiendo la fortuna de las buganvilias en tiempos de sed.

Todo son excesos en su herrumbre. El barrio llueve flores sedientas. Nacen pichones de palomas en la Fonda, cuando lamento que la Sherrit no ahuecara otrora Loma Alta. Quizás estuvieran vivos los faisanes extinguidos de mi infancia, la autopista nos atravesara y el central todavía diera un pitazo en la madrugada. Aun tras el hallazgo de mármol, las montañas de Fomento lucen vírgenes y los cerros de Cariblanca no lamentan otras torcidas heridas en su tez. Tejer de revés fue una lección bien aprendida.

El cielo acaricia una luna, siempre desvela mis mundos extraños. Allá lo que diga la ciencia, si no te tengo. Es tanta la sed, sigo a distancia junto a ti y la mariposa-tigresa enamora a un feo insecto.  De tintes fosforescentes tiñe sus antenas. Qué pizpireta, la muy bella! Las cosas del amor no las prescribe un loquero.

Los aires me sobrevuelan. Aguardo por los nísperos primerizos y estas matas de mango se preñan como locas, es tanto el abejeo. Buscan néctar 24 horas, escasea hasta el azúcar no refina.

Arriba en la azotea, Sophie, la perra mitad equino y fiel cazadora de gorriones, sueña un embarazo y llena de leche otra vez sus mamas. ¿A quién le importan mis begonias de hoja desfallecidas, cuando las papas no pasan por Fomento y las malangas escalan más alto que Caballete? La unificación monetaria no quitará ciertas espinas.

Los bonsai escudriñan en lo solitario, ni un sorbo, San Pedro ahora sí es de piedra. En cierta orilla, el ciruelo sostiene una orquídea en confesión, gaguea su propio EPD en la finca de Santa María. Son los tiempos, la sequía. Rubiera anuncia lluvias que no llegan, el Rafa dibuja haiku ante Vientos de cuaresma y tengo siempre sed de ti, amor de otoño. Dame otra de tus estaciones sin granos de oro, siete potencias y siemprevivas.

Que haya más la luz en nuestras vidas. Ahora la luna arrasa de cuajo las hojas de mi sueño y hoy añoro aquella primera, la mejor de todas las citas. Los mameyes también esperan y despiertan. Nacen sus primeras flores. Vendrán mejores días.

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

4 Responses to En tiempos de sed

  1. camarero says:

    No entiendo la fortuna de las buganvilias en tiempos de sed…. mija, te quedaste vacía!!!!… esas 11 palabras están descomunales!!!…

    quisiera hacer la aclaración para aquellos que no lo sepan -durante mucho tiempo yo tampoco lo supe, me lo explicó un viejito jardinero-: la buganvilia o zarza americana que tanto vemos por ahí florece más mientras menos se riega…

    me encantó esa imagen tan poética, al menos a mí me encantó…

    • gracias, nene, no sabes cuánto te quiero. Hoy podrás ver fotos de mis begonias de hoja, en espera de otra prórroga. De Topes a Fomento, cambió mucho el clima para ellas y mi aliento no alcanza para salvar en el patio tan entrañables plantas, luz en mi vida..

  2. Cary says:

    Lindo, como descargar tu mente en la página …. me gustó mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: