Virgilio, El poeta entre Espacio y Soledad.

 Y paso las madrugadas buscando un rayo de luz

Atahualpa Yupanqui

La poesía es un veleidoso ser, mujer o hombre de ropas ligeras. Aun asida por muros grises,  traza sueños entre soledades compartidas. No importa con quién. Hay gente acompañada que siempre amanece con dos brazos y dos piernas.

Mientras la noche borgeana anuncia otra fiesta larga y sola, anido tres poemas de Virgilio López Lemus, El poeta, Espacio y Soledad. Todavía hoy te amo en la distancia del silencio. Siento que un gramo de eternidad es hasta el horizonte de mar. Abrazo entonces mis arenas, ya en naufragio por los vientos de cuaresma.

El poeta

Yo soy el jorobado,
me retuerzo en la sábana nocturna
soñándome atleta.
………………………Y soy el paralítico
en una silla dura y giradora,
la muchacha fea, el pederasta
cuando escupe la sal,
el corredor caído que gime
y se levanta y sobre todo
se siente triunfador del mundo.

Soy la asesinada de aquel día
en el primer dolor de la cuchilla,
y el sacerdote muerto
que ya no encuentra a Dios.

Abro los ojos de recién nacido
y lloro por la luz,
……………….……………la bella luz
que arde como un fuego,
yo soy la anciana con temor del tiempo
y el muchacho con miedo de la vida.

A todos,
…………………..….yo los prohíjo
………………………………….….………y los abrazo:
hermanos,
la tanta luz confunde mis tinieblas.

Espacio

Escucha:…qué silencio,…qué silencio.
Me abraza el silencio como un padre
y como un padre de muerte me circunda.
Ni siquiera el sonido de las aguas.
Si cantara tres veces algún gallo.

Qué silencio, Dios mío, cuánta espuma
de tiempo se agolpa en la tristeza.
Ni siquiera el rumor de los espejos.
Un silencio absoluto de campana
sin vibración primera, sin el viento
que conversa entre hombres y árboles.
Qué soledad se junta en el silencio.
Escucha:…qué silencio,…qué silencio…

Soledad

Te vas quedando solo.
Apoyaste todo tu amor en los ancianos
que te sonríen y luego se marchan.
Escribiste páginas borrables
y poemas de corta duración, como tu vida.
Ni los libros leídos ni los más amados
estarán contigo allá, que es dónde.
Abiertamente solo, vas pensando, en la noche,
cómo engañar a la soledad
con un monólogo,
con un aplauso.

Virgilio López Lemus: Poeta, ensayista, traductor, crítico, profesor e investigador literario. Nació en Fomento, Sancti Spíritus, en 1946. Doctor en Ciencias Filológicas, y Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas, por la Universidad de La Habana. Trabajó en la Editorial Letras Cubanas, y ha sido profesor en varios centros docentes, entre ellos la Universidad de La Habana. Profesor Titular de la Facultad de Artes y Letras. Labora como Investigador Literario Titular en el Instituto de Literatura y Lingüística de Cuba. Entre otras organizaciones, es miembro de la UNEAC; Académico titular de la Academia de Ciencias de Cuba; y socio de la Sociedad Económica de Amigos del País. Entre otros reconocimientos posee la Distinción por la Cultura Nacional e Hijo Ilustre de su tierra natal, Fomento y de la provincia de Sancti Spíritus.  (Hace años Virgilio merece el Premio Nacional de Literatura, eso pienso y defiendo yo, Mary Romero)

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: