Y se hizo la luz

 todo en la noche gira…

A la luz de la vela, la niña describe su dibujo a la madre: “El sol es amarillo y redondo como una chicharrita de plátano. Mami, yo quiero muchos soles. Ya no faltará más la luz en casa”. En ese instante, Sofía asoma su hocico luminoso: la casa parece estallar. Un cocuyo vale por cien soles.

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

One Response to Y se hizo la luz

  1. Maya says:

    los cocuyos llegan con la primavera, como las luces naturales de Cuba. Son crisoles en las noches de nuestros campos y te invitan a uno de los juegos preferidos de los niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: