Reliquias del Monarca

Toda luz es el verso encabritado en la montura del campesino,

Fomento acaricia como reliquias las décimas del Monarca.

Cuenta Manajanabo que de niño vio crecer a un poeta. José Luis Rodríguez Martínez, conocido en el mundo artístico como Luis Rodríguez, el Monarca de la Rima aprendió desde niño, la gracia del verso improvisado en la montura de su familia campesina.

Y cabalgó en la creación de la décima hasta que vio su aparición en un programa de música campesina en un programa de la otrora Emisora CMHX, por aquel entonces todavía santaclareña, más tarde fomentense. Justo en la tonada de las conversaciones y las controversias sobre la mejor rima, un amigo le cuenta a otro sobre Luis y el referente fue: deja que tú conozcas al Monarca de la Rima.

Y ahí nació el sobrenombre del artista, que ahora nonagenario, recibe honores en el Guateque Juvenil Guajirito Soy, a celebrarse en Fomento en las festividades por el 17 de mayo, Día del Campesino.

Ahora en sus confesiones de poeta mayor, cuenta mi vecino que busca la caricia de la vida a la sombra del caimital, en las memorias de Palma y Cañas junto a la familia de Ramón Veloz, los años fundacionales del Concurso El Clarín de la Montaña, al cierre de la Feria del Libro en la Montaña.

Cuando el doblez del almanaque lo adentra en la cuarta edad, el Monarca de la Rima desmenuza el arte del repentismo para un grupo de pequeños de la Enseñanza Especial.

Insiste que el poeta nace y se hace. “Y ven, palomera, cuando tengas más tiempo, me pide Luis, te contaré los caminos encrucijados de la cultura comunitaria y de las tradiciones de la música campesina en las instituciones y espacios públicos de Fomento.”

Exige el Monarca: ah y ven con una libreta nueva, que esa agenda no  alcanza, en el camino de la cultura no faltan las desidias y favoritimo. Por eso, perdimos el Rincón Campesino en Fomento y las peñas programadas no se cumplen.

Al final de tanto regaño en voz alta, Luis sonríe. Es otra vez el pequeño campesino de Manajanabo y doma el verso con la brida de la rima, mientras lee sus primeras reliquias:

Como trampa tempestuosa

de viento, de lluvia y trueno

es el impulso sin freno

de la pasión amorosa

pasión, perfumada rosa

de nominal atavío.

El cofre del amorío

con la grandeza vivida

dulcemente repartida

para no verlo vacío.

 

Se vivió todo el licor

del romanticismo, cuerdo

y lo queden de recuerdo

las reliquias de amor

fláccido como una flor

con la fragancia perdida.

Entre sus suspiros la brisa

de las querellas desata.

Es el verso que lo mata

bebe la miel de la vida.

Ráfaga de amor candente

locura no, sensatez,

anclada en la desnudez

del remanso continente

la continuidad creciente.

del amor, sin las razones,

el tramo de mis pasiones

que dilato en un romance

para que el tiempo no alcance

a beberse más ciclones.

 

 

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: