Inercias de domingo


Todo camina despacio los domingos. Resuenan las piedras, son los murmullos del Agabama y la gente se baña en las aguas bajas del Río. Los pasajes anuncian en Fomento la sed del verano.Quietas las viñetas decimistas y las ventas de frutas en las ferias de domingos, desprenden a correr todas las ñoñerías de los padres al cuidado de niños en el parquecito infantil. A veces parecemos titanes en una cabalgata de gastos y disgustos en la crianza de nuestros hijos.
Escasos son los que enseñan que la felicidad del arcoiris inicia con la fantasía, con las páginas de un libro. La mayoría de los peque no conocen el sabor del mamey, ni del caimito, sino la adicción al chocolate del videojuego. Son las horas en que se coce la melcocha de la educación familiar.
Tantos padres descansan las lecciones de la escuela en las virtudes del maestro, los mismos que evaden las vicisitudes de una tarea de aritmética por ver la novela peleonera del “paquete”. Casi siempre coinciden a fuerza de contratiempos y reclaman luego ante la maestra, la imagen de su escolar ¿modelo?
La oración en el primer día de la semana desliza con medio tono complaciente. Que el niño coma y haga lo que quiera, con tal de que no moleste a mamá en la mecedora de los domingos. La comida chatarra es entonces todo un ritual de defensa propia.
Pocos padres se preguntan si sus chicos no saben quién es Manuel Saumell, Ignacio Cervantes o el concierto de los profesores invisibles. Es la magia de la radio y no todos la descubren aún entre los malabares con la telefonía celular.
Más ganancias otorgan a mano abierta, el ruedo de los palomeros en el estadio y el arpegio de nuevos negritos en la bandada de aves enjauladas en el centro del parque. No es mejor música que escuchar las creaciones del maestro Herminio en la banda municipal, pero… Lo importante es sortear la competencia de los niños con los quehaceres hogareños en las sinfonías in crescendo de los domingos. El solfeo de la familia mejora en las tardes, cuando terminan los sermones en los templos y crecen los otros espacios, esos donde suena la guitarra también a nombre de la fe.
Todos los sabores de la feria de cada semana en Fomento, ahora con un tín de rebaja de precios por la gracia materna, cierran con el especial aroma de capuccino en el Café Express, con baños de piscina en el Hotel o con la criolla salsa napolitana en la Pizzería Vistal Monte.
Hasta las vacas de la finca Pedro Cero Porciento esperan su tiempo en el baile de los cocoteros del Lago, aguardan por su reservación de una cena de king grass en el Rancho Arriba del Escambray. ¡Son tan lentos los domingos! Casi todos terminan igual.

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: