La cerradura de la felicidad

Apuesto que lo real es infinitamente

bello.

Hay un falso tiempo que la caída

inaugura, pero

lo verdadero es la eternidad de quien se levanta

estremecido por un pálpito y ve

en la niebla.

Pedro de Jesús, Granos de Mudez

De pie el hombre tiene roña por tantos tropezones. Esas son las piedras de la vida, pero no siempre rompen el delirio de sus sueños. Apenas podría subir el costo en la segunda vuelta y nunca la coraza salvaría al istmo de más fugas. A la ronda de unos años, algunos abandonan el terruño por vestir a la Versage y no amanecer entre la húmeda arboleda. Otros a pulso de tanta fatiga de usura, garrote y estocada a las carencias, tienen cuatro más unas monedas. La más reciente de las fortunas se titula trueque. Y no solo de bienes, también de capitales hogareños, herencias, la familia, la tierra.
Conozco a una mujer que dejó a su hijo en brazos ajenos. Era mayor la urgencia de hacer dinero que saborear la crianza de su bebito. Ahora el nene no sabe si su mamá es una foto, un regalo de shopping u otra llamada de domingo. Sé de otra, Aya. La vida no le dio hijos y ya cuenta más de 60 pequeños en su dote de cuidadora. Dios la nombróa la mejor de las madres.
Ahora algo flota en el aire, la gente respira rápido y no se da tiempo a veces a meditar. La marea alta trae noticias de más peces en red que pescadores sabios. No todos se salvan del naufragio, de los falsos sueños, del miserable garrotero, de los tropezones y de la roña de la vida.
Felices los que eligen solo aprender de la charla y el crecimiento de un niño. La sabiduría infantil sigue siendo la mayor estrategia para saber vivir, no solo de panes y peces, de profecías y conjuros. La belleza siempre oculta la verdad de la vida, pero está. Solo la duda y la búsqueda ya son dos certezas necesarias. Los soñadores esperan el golpe de suerte, los suertudos labran su propia lotería. ¡Tantos campesinos de mi tierra saben la cerradura de la felicidad!

Anuncios

Acerca de Fomento en Vivo
Fomento en Vivo comparte vivencias desde el municipio de Fomento en el centro de Cuba y el quehacer de su gente.

One Response to La cerradura de la felicidad

  1. Cuatro vueltas para cerrar la cerradura y cuatro etapas para vivir, nacimiento, pubertad, madurez y vejez. Ahora a disfrutarlas todas en su justo momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: