Los días de más luces que de manchas

Muelle pesquero en Playa La Boca, Trinidad, Cuba

Todos estos tiempos poshucaranes me traen más luces que manchas, y claro, no sé cuántas noches de desvelo y lágrimas. En casa, Yenny vivió su “primer” ciclón con juegos y cuentos. Acogerla en mi hogar durante los días más aciagos de Irma en la isla me llevó a una certeza de mis memorias infantiles: la inocencia del niño que fuimos. Es la borrasca de una vida que algunos quieren desterrar y el contagio con un simulado modo de bromear hoy con el retorno de la electricidad al pueblo, cuando los linieros se despellejan pegados a los cables con la misma voluntad de rehacerse de una nación tras los daños del desastre.

Leer más de esta entrada

Anuncios

No te enamores de cobardes

Se deseaban, pero nunca se dijeron nada. Tenían miedo, pero no sabían a qué. Se olvidaron. No podían recordar lo que no pasó.

Curiosidades de Einstein

por el Dr Islay Pairol

1.- Un periodista le pregunta a Einstein “¿Me puede Ud. explicar la Relatividad?” y Einstein le contesta: “¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?”. El periodista lo mira extrañado y le contesta: “Pues, sí, sí que puedo”, a lo cual Einstein replica: “Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego”.

2.- Durante el Nazismo Einstein, por ser judío, debió soportar una guerra en su contra con el fin de desprestigiar sus investigaciones. Uno de estos intentos se dio cuando se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían a las de Einstein, editadas en un libro llamado “Cien autores en contra de Einstein”. A esto Einstein respondió: “¿Por qué cien? si estuviese errado haría falta solo uno”.

3.- En una conferencia que Einstein dio en el Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le pregunto: Profesor Einstein, cuando tiene una idea original, ¿ qué hace? ¿La anota en un cuaderno o en una hoja suelta? A lo que Einstein respondió: Cuando tengo una idea original no se me olvida.

4.- Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le pregunto qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios. Einstein respondió: “Si mis teorías hubiesen resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos, que era un científico alemán; y los alemanes, que era un astrónomo judío.”

5.- En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein, ésta le sugirió lo siguiente: “Que dice profesor, deberíamos casarnos y tener un hijo juntos. ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia?”, Einstein muy seriamente le respondió: “Lamentablemente temo que si el experimento sale a la inversa, terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia”.

6.- Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dice a Chaplin: – Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira. A lo que Chaplin respondió: – Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo le admira y prácticamente nadie lo comprende.

El octogenario y la Viagra

por Dr. Islay Pairol Acosta.

El octogenario se levanta y se pone su abrigo.
Su mujer le pregunta:
-‘¿A dónde vas?’.
El contesta:

-‘Voy al médico’.

Y ella dice:

-¿Por qué , estás enfermo ??
-No, contesta él, ‘voy a que me recete una de esas nuevas pastillas de Viagra’.
La mujer se levanta de su mecedora y se pone también su abrigo.
El marido se extraña y le pregunta:

– ”¿Y tú, a dónde vas?’.
-‘También voy al médico’, contesta ella.
-‘¿Y por qué?’
– Si tú vas a empezar a usar esa vaina toda oxidada otra vez, voy a que me pongan una antitetánica.