Homofobia en textos científicos cubanos o Tres ejemplos lamentables

Por PEDRO DE JESÚS López Acosta * / tomado del sitio Paquito el de Cuba

Conversaba con estudiantes de Medicina en el café de mi pueblo —Fomento, Sancti Spíritus—, y uno de los libros que traían llamó mi atención: Medicina legal. Según aclararon, constituía la bibliografía básica para la asignatura de igual nombre, que reciben en el segundo semestre del quinto año de la carrera.

Tras un rato hojeándolo descubrí que decía: «El estudio de la homosexualidad es tal vez el capítulo más sugestivo y trascendente de la ciencia sexual moderna, cuyos primeros pasos fueron iniciados precisamente en la investigación de esa anomalía, la más importante de todas, sin duda alguna». Leer más de esta entrada

Colchones Renacer en Fomento Cuba (+fotos)

Fabrica de Colchones Renacer en Fomento

El rigor en la terminación determina la calidad. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Por XIOMARA ALSINA

Puede ser que hasta los fomentenses ignoren que en sus predios existe una fábrica destinada a la confección de colchones de gran calidad.

Esta entidad, la única de su tipo en Cuba subordinada a la Empresa de Producciones Varias (Emprova), hace poco abrió sus puertas al mercado en moneda nacional, pero ya se escuchan réplicas sobre la presencia y comodidad que propina el nuevo surtido. Leer más de esta entrada

Francisco Jiménez Triana: Los electores no tienen pelos en la lengua

Francisco, a la izquierda, intercambia con uno de sus electores. (Foto: Arelys García/ Escambray)

Francisco, a la izquierda, intercambia con uno de sus electores. (Foto: Arelys García/ Escambray)

tomado de Escambray digital

De sus 55 años de vida, el fomentense Francisco Jiménez Triana ha dedicado casi 30 a ser delegado de circunscripción

Su cuerpo naturalmente delgado y largo con estampa de Quijote se prende en la mirada del forastero que llega a la comunidad serrana de Rafael Alfonso, donde hace 28 años Francisco Jiménez  Triana funge como delegado en la circunscripción No. 40 del Consejo Popular de Sopimpa, Fomento. Leer más de esta entrada

El octogenario y la Viagra

por Dr. Islay Pairol Acosta.

El octogenario se levanta y se pone su abrigo.
Su mujer le pregunta:
-‘¿A dónde vas?’.
El contesta:

-‘Voy al médico’.

Y ella dice:

-¿Por qué , estás enfermo ??
-No, contesta él, ‘voy a que me recete una de esas nuevas pastillas de Viagra’.
La mujer se levanta de su mecedora y se pone también su abrigo.
El marido se extraña y le pregunta:

– ”¿Y tú, a dónde vas?’.
-‘También voy al médico’, contesta ella.
-‘¿Y por qué?’
– Si tú vas a empezar a usar esa vaina toda oxidada otra vez, voy a que me pongan una antitetánica.

 

Crónica de un viaje a Oriente (+fotos)

Tumba de José Martí. Foto: Mary Romero

Tumba de José Martí. Foto: Mary Romero

Creía el maestro que solo honrar honra y que el amor más allá de una relación interpersonal era el fruto de una simiente de vida que germina y hace florecer a un jardín. Leer más de esta entrada

La Bolsa Nauta y/o la recarga

16251835_1292145234184743_1870451211212064049_o Leer más de esta entrada

Requiem

central-fomento-cuba

Los libros nunca hablarán lo suficiente de ciertas cosas. En el mes de mayo, las extrañas rosas del Batey  también honran a los ausentes, a los seres innombrales. Hoy quiero acercarme a algunas memorias no escritas sobre el deceso de la industria azucarera en Fomento.  Las voces de los hombres y mujeres de Fomento nunca se habían oído a coro. Hay conciertos a una sola voz, sin ensayos, sin director, sin partituras. Son los nacidos desde adentro, de la simiente de la familia llamada pueblo.

El mayor sonido al unísono se escuchó hasta en los recodos de los Cerros, en los raíles incrustados del añejo ferrocarril. La vieja casona de los Azqueta vio caer parte de su tejado.

1003227_1414774975434837_1151046007_n

El día eclipsó cuando resonó el NO con angina de pecho de los fomentenses ante la decisión medio arbitraria, medio sabia, inconsulta vox populis que dejó a miles de rostros sin sonrisas. Que dejó a una torre sin humo. Que dejó a un batey sin apellidos, a los molinos sin azúcar, a las calles sin hollín. Leer más de esta entrada