Margot

Margarita Cabrera en el cafetal. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

 

Margot sonríe apenas. Me ofrece el único aguacate no podrido de la arboleda, sopesa el paraje sin fronda y mueve inquieta el machete.
Margot posee 1.25 ha de café en usufructo. Foto: Oscar Alfonso Sosa
“Hay que seguir, qué vamos a hacer, uno no hace nada con desanimarse”.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Remembranzas para otras mañanas con Café

Dayenis López Rodríguez

Aseveran los más longevos y también los especialistas, que no existe nada más rico y saludable que un buen café en las mañanas, Pero, ¿conoces la historia detrás del grano que tomas, detrás del tabaco que una vez fumaste o detrás de la fruta que hace algún tiempo ingeriste?

Tal vez fueron las manos de tus hijos o nietos quienes cosecharon ese café, o realizaron maniobras de cultivo en el tabaco y los frutales.

¿Dónde? Pues en la escuela al campo, una etapa de la adolescencia para la que no se está preparado, pero siempre es bien recibida. Leer más de esta entrada

Los días de más luces que de manchas

Muelle pesquero en Playa La Boca, Trinidad, Cuba

Todos estos tiempos poshucaranes me traen más luces que manchas, y claro, no sé cuántas noches de desvelo y lágrimas. En casa, Yenny vivió su “primer” ciclón con juegos y cuentos. Acogerla en mi hogar durante los días más aciagos de Irma en la isla me llevó a una certeza de mis memorias infantiles: la inocencia del niño que fuimos. Es la borrasca de una vida que algunos quieren desterrar y el contagio con un simulado modo de bromear hoy con el retorno de la electricidad al pueblo, cuando los linieros se despellejan pegados a los cables con la misma voluntad de rehacerse de una nación tras los daños del desastre.

Leer más de esta entrada

Malos vientos sobre Fomento Cuba

Por Javiel Fernández Pérez
Cuando en el medio de Manaca Ranzola, uno voltea la vista para la cuesta del Escambray y solo ve troncos de palmas encajados como puntas de lanza en el lomerío, se convence entonces de que el huracán Irma azotó fuertemente la zona de El Pedrero. Leer más de esta entrada

No te enamores de cobardes

Se deseaban, pero nunca se dijeron nada. Tenían miedo, pero no sabían a qué. Se olvidaron. No podían recordar lo que no pasó.

Atardeceres en Fomento

Las tardes de enero tienden a ser más secas y frías, pero este año las vivimos igual de calurosas. Cuando piensas que la vida es una rutina y vas a la escuela a recoger la niña y te encuentras que unas tardes grises son más bellas que otras en mi pintoresco Fomento…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si no te importa

enamorados-fomentoTe propongo, si no te importa, romper nuestro contrato. No quiero ascensos a las nubes.Tampoco en el bolsillo. Me conformo por un paseo en el lindero del alba.

Casi nadie cuenta los asombros de la luna al dormir. Esa que se queda a veces taciturna esperando la luz y en el embeleso puede insolarse. Leer más de esta entrada