El niño del camioncito y una casa de Manzanillo

Un niño feliz en el medio de la sabana donde aún no levantan los horcones de su nuevo hogar revolcó todos mis recuerdos de niña cuando jugaba con una imaginaria yunta de bueyes en la escuela. Y es que en el mismo centro de la cría de ganado de raza de la Granja El Ruano de Fomento tiene su hogar Noel Arce, un campesino que ahora debe apostar más que por exponer y vender animales certificados en las ferias, una morada decorosa para su esposa y su hijo y el propio descanso de su cuerpo de agricultor después de la faena del día.

Del hogar de madera derrumbado por los embates de los vientos del huracán Irma, apenas queda el rancho pequeño donde guardaban los útiles de trabajo. Y de allí salió el cafecito humeante con que nos recibieron tras brindar cercas y arroyos de la sabana donde estuvo una deteriorada construcción que se llevó el huracán.

Cuántas veces han visitado el lugar los directivos de la Empresa Agroforestal Ramón Ponciano para agilizar las acciones de cimentación y levantamiento de las paredes donde vivirá el pequeño que con su juguete mueve y remueve la arena que un día ayudara a levantar la nueva casa que hoy solo existe en proyecto.

Allí el pequeño desarmó entretenido y orgulloso sin mirar a ninguno de los visitantes su camioncito de volteo una y otra vez mientras lo rodean caballos, vacas, guanajos y chivos, esa belleza de ganado que cría su papá, el viejo pilón de café, y más allá, un surco de arroyo y palmares que rodea el camino de acceso.

La pequeña casita con techo de cartón y los cimientos de pedruscos de río hoy son imperceptibles en la perdida sabana de la Granja El Ruano. Quién sabe qué tiempo demore para tenga Arce, su esposa e hijo la nueva casa de madera a la vieja usanza de los ganaderos de la zona. Depende, quizás en última instancia, de su propio dueño. Él solo mira al hijo de soslayo cuando le tomo una foto con el celular. Las palabras de una mirada dejan ver un atisbo de censura. Era escasa la sospecha cuando sopesó el deslumbramiento de la presentación, no se esperaba el hombre que le dijeran: Y trajimos con nosotros a la periodista. Mientras ellos discurrían el dilema de los recursos que nunca llegan ni por un camino ni por otro hasta el centro mismo de la finca, sonreí al descubrir el potrico y su madre pastando detrás del casucho.

Cuando te pregunten por la felicidad, amigo, ten por seguro, está en ti mismo y no en el mundo. Quizás se traza desde los sueños de tener un techo digno cuando la familia de un pequeño menor de cinco años le procure, con alguna sensación de altruismo de los directivos de la Agropecuaria y la fiscalización de las autoridades estatales, lo que se supone sea el primer paso para llamarse ciudadano del mundo, tener un hogar.

Anuncios

Precios a la altura del Tío Stiopa

Stepa_Svoy_11_03

Acabo de leer otra vez y no será la última, déficit útil y productivo. “El Presupuesto del Estado en Cuba para 2018 financiará producciones domésticas por más de 15 mil millones de pesos a fin de aminorar importaciones y fomentar rubros exportables, lo que incide en el déficit fiscal”.
Lo que me desvela: ¿Y qué producirá en Fomento? ¿Solo productos agrícolas a merced del inestable clima, la desequilibrada aún organización y fiscalización de la agricultura? ¿O es que ya las tierras de Fomento dejarán de ser monocultivos en grandes extensiones?
Leer más de esta entrada

Los tomates de otro Pototo

Hace tiempo que no iba a la Feria de Fomento y es que nunca he visto en la cita de domingo la solución definitiva a mis problemas alimenticios pero sí la oportunidad para encontrar algunas mercancías especiales. Leer más de esta entrada

¿Y volverá la Presa El Lago?


Hoy fue el primer día del mes más corto y quise extenderlo más. Y llegué hasta donde estuvo la Presa El Lago cerca de las huellas del meteorito que hicieron famoso una y otra vez a Fomento.
Leer más de esta entrada

Escrito en el hielo y puesto al sol

por Pedro de Jesús, escritor fomentense

Desde el 2006 un artemiseño intenta legalizar la finca que heredó de su madre… Un manzanillero necesita adjudicarse un terreno donde construir vivienda, y tras ocho años de trámites, el expediente del caso se pierde… En Granma tardaron cinco meses para pagarles sus cosechas a unos campesinos y tres en Cienfuegos para aplicar una circular de Salud Pública que autoriza el incremento salarial a ciertas plazas del sector farmacéutico… Leer más de esta entrada

Colchones Renacer en Fomento Cuba (+fotos)

Fabrica de Colchones Renacer en Fomento

El rigor en la terminación determina la calidad. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Por XIOMARA ALSINA

Puede ser que hasta los fomentenses ignoren que en sus predios existe una fábrica destinada a la confección de colchones de gran calidad.

Esta entidad, la única de su tipo en Cuba subordinada a la Empresa de Producciones Varias (Emprova), hace poco abrió sus puertas al mercado en moneda nacional, pero ya se escuchan réplicas sobre la presencia y comodidad que propina el nuevo surtido. Leer más de esta entrada

Requiem

central-fomento-cuba

Los libros nunca hablarán lo suficiente de ciertas cosas. En el mes de mayo, las extrañas rosas del Batey  también honran a los ausentes, a los seres innombrales. Hoy quiero acercarme a algunas memorias no escritas sobre el deceso de la industria azucarera en Fomento.  Las voces de los hombres y mujeres de Fomento nunca se habían oído a coro. Hay conciertos a una sola voz, sin ensayos, sin director, sin partituras. Son los nacidos desde adentro, de la simiente de la familia llamada pueblo.

El mayor sonido al unísono se escuchó hasta en los recodos de los Cerros, en los raíles incrustados del añejo ferrocarril. La vieja casona de los Azqueta vio caer parte de su tejado.

1003227_1414774975434837_1151046007_n

El día eclipsó cuando resonó el NO con angina de pecho de los fomentenses ante la decisión medio arbitraria, medio sabia, inconsulta vox populis que dejó a miles de rostros sin sonrisas. Que dejó a una torre sin humo. Que dejó a un batey sin apellidos, a los molinos sin azúcar, a las calles sin hollín. Leer más de esta entrada