Credo

A todos mis hermanos fomentenses
Por: Ángel Martínez Niubó
fomento-cubaCreo en Dios, creador del Husillo y Piedra Gorda, del río Agabama y de todos sus afluentes.

Leer más de esta entrada

Anuncios

María de la Caridad Martínez, la joven del escudo de Fomento Cuba

Por Bárbaro Pérez Colina,

La historia conserva en sus páginas la actitud de mujeres a toda prueba.

Fomento también tiene sus mujeres heroicas. Hoy hablaremos de una, que si bien no es la única, si fue de las primeras en inmolarse en el altar de la patria.

Era María de la Caridad,– Mariquita, como la conocían todos en el poblado– hija de Don José Francisco Martínez y Doña Dolores Martínez, el primero, rico hacendado de la comarca, comprometido desde un principio con la causa independentista junto a familiares y amigos. La segunda, amorosa madre, entregada a las labores propias del hogar.

Al estallar la revolución en las Villas, José Francisco y su hermano, junto a un grupo de patriotas locales, se pronunciaron a favor de la guerra en Jumento el 7 de febrero de 1869. Como fue usual en aquellos primeros tiempos, toda la familia siguió al jefe insurrecto a la manigua, para no quedar bajo la tutela española. Pronto los cubanos establecieron campamento en el lugar llamado Guayabal Bajo, perteneciente a la hacienda El Ñame, cuya propiedad pertenecía al padre de María Caridad y, sitio donde se improvisó el campamento cubano.

Cuenta la historia que un esclavo de los que acompañó a José Francisco en el alzamiento, después de desertar, se presentó a las autoridades españolas y los denunció.

El día 17 de febrero de 1869 una columna española compuesta por el batallón de infantería Isabel II, al mando del teniente coronel Báscones, partió del cuartel de infantería (hoy Museo Municipal) con el objetivo de sorprender y aniquilar el campamento mambí. Leer más de esta entrada

Precios a la altura del Tío Stiopa

Stepa_Svoy_11_03

Acabo de leer otra vez y no será la última, déficit útil y productivo. “El Presupuesto del Estado en Cuba para 2018 financiará producciones domésticas por más de 15 mil millones de pesos a fin de aminorar importaciones y fomentar rubros exportables, lo que incide en el déficit fiscal”.
Lo que me desvela: ¿Y qué producirá en Fomento? ¿Solo productos agrícolas a merced del inestable clima, la desequilibrada aún organización y fiscalización de la agricultura? ¿O es que ya las tierras de Fomento dejarán de ser monocultivos en grandes extensiones?
Leer más de esta entrada

Soñar Coppelia

Había una vez un chino enamorado de Coppelia y de sus helados.  Años pasaron y seguía soñando con sabores y variedades que ahora solo existen en la memoria de aquel joven estudiante. Ya lo dijo Mark Twain: “Cuando era más joven podía recordarlo todo, hubiera sucedido o no.”                                                                                                                                   YDM

Los tomates de otro Pototo

Hace tiempo que no iba a la Feria de Fomento y es que nunca he visto en la cita de domingo la solución definitiva a mis problemas alimenticios pero sí la oportunidad para encontrar algunas mercancías especiales. Leer más de esta entrada

¿Soy desierto?

Calle Aguilera, Fomento, Cuba.

Soy desierto. Pero a veces florezco orquídeas y nomeolvides.

Carlos Aymi Romero

El tiempo y la gente

Llueve, cambia el tiempo y la gente. La gente siempre cambia pero generalmente no lo hacen para ser mejores y menos egoístas. Si lo hicieran han recibido una bendición de Dios, por golpes muy duros o por causas misteriosas. Cambiar y ser mejor persona no lo hace cualquiera. Llueve en Fomento. Cambia el tiempo, pero no las personas. Y si cambian, veremos qué brindan por el camino.

¿Y volverá la Presa El Lago?


Hoy fue el primer día del mes más corto y quise extenderlo más. Y llegué hasta donde estuvo la Presa El Lago cerca de las huellas del meteorito que hicieron famoso una y otra vez a Fomento.
Leer más de esta entrada